Elite Medical

Fibrosis quística mamaria

Los “cambio fibroquísticos” son protuberancias que aparecen en los senos de la mujer, en algunas ocasiones pueden causarles dolor por lo que se tiende a generar miedo entre las pacientes quienes lo asocian al cáncer.

Las causas principales de su aparición se basan en una sobreproducción hormonal de los ovarios que hacen que las mamas se sientan inflamadas, adoloridas o con formaciones irregulares. Este tipo de cambios es tan común que afecta a más del 50% de las mujeres en etapa menstrual y aquellas que están sometidas a terapias hormonales, incrementándose su aparición en la década que abarca de los 30 a los 40 años de edad.

La etapa más incomoda cuando se sufren “cambios fibroquísticos” son los días previos al ciclo menstrual, pero esta demostrado que una vez que este periodo avanza los malestares suelen reducirse, en ese tenor también se han encontrado resultados positivos en las mujeres que toman pastillas anticonceptivas, quienes también se ven beneficiadas con la reducción de dolores e inflamación de los senos.

Además del dolor, las protuberancias y la sensación de engrosamiento de la piel, se puede experimentar secreción de los pezones, estos síntomas son normales a menos que la secreción sea de color rojo o con sangre, de ser así acuda de inmediato con su médico.

Si los síntomas no desaparecen o reducen entre cada ciclo, pregunte a su doctor sobre el mejor momento para hacerse una mamografía -recuerde que a partir de los 40 años la mujer debe hacerse este estudio cuando menos una vez al año-, este estudio puede acompañarse de una ecografía para descartar un problema mayor.

Aunque existen muchos remedios caseros par el dolor en mamas recuerde que todo tratamiento debe ser recetado por un experto en la salud, para evitar complicaciones, actualmente es muy transmitida la idea de que el uso de vitamina E, tiamina, magnesio y el aceite de hierba del asno, sirven para aliviar estas complicaciones y aunque son elementos no dañinos, lo cierto es que tampoco han demostrado efectividad para tratar la fibrosis quística mamaria.

Es importante subrayar que esta condición es pasajera por lo que muchos médicos ni siquiera la catalogan como un enfermedad, puede mantener la calma si los resultados de sus exámenes salieron normales ya que los cambios fibroquísticos, tampoco representan un riesgo directo para padecer cáncer de mama y los síntomas suelen desaparecer después de la menopausia.

Ya que no existe forma alguna de prevenir esta situación, lo importante es que la mujer se mantenga pendiente de su salud, explorando con regularidad los senos para detectar cambios y reportarle a su medico enrojecimientos irregulares del pezón, secreciones con mal olor y hendiduras en los pezones.

Éste artículo es sólo de carácter informativo, cualquier síntoma de molestia o enfermedad acuda con su doctor, él cuenta con los conocimientos necesarios para ayudarlo en el adecuado control de su padecimiento. Por su salud no se auto medique y no permita que nadie cambie su receta.

Comparte el artículo

Leave A Response