Elite Medical

Metformina: de planta a medicina

La metformina es un medicamento que se ocupa, principalmente, en el tratamiento de personas con diabetes, pero ¿sabías que su origen es de una planta? Pues sí, así como lees, este fármaco se extrae de la planta Galega Officinalis, que es reconocida por beneficios en: el tratamiento de la diabetes, estimulante de la secreción láctea, propiedades diuréticas y diaforética.

Un poco más de historia…

La metformina está compuesta por la “guadina” que sale de la planta ya mencionada, se comenzaron a hacer estudios con este compuesto en la década de 1920, a finales de la misma los científicos Slotta y Tschesche observaron como disminuía los niveles de glucosa en algunos conejos.

Para mediados de siglo XX regresaron las investigaciones sobre esta sustancia, los principales descubrimientos en esta etapa, fueron que la metformina no afectaba los niveles de presión arterial y tampoco el ritmo cardíaco.

Sin embargo, dicha muestra fue considerada como un medicamento para tratar la diabetes hasta 1957 con Jean Sterner, científico francés quien fuera el primer científico en probar los efectos antidiabéticos de la metformina en humanos, al terminar sus evaluaciones bautizo el fármaco como “Gluco phage” (comedor de glucosa).

Hasta 1972 y después de que se retiraran otros medicamentos para la diabetes del mercado, se aprobó la Metformina en Canadá, y no es hasta 1995 que se aprueba su uso en los Estados Unidos de América.

Sus Usos. La metformina es un medicamento que, hasta hace poco, tenía un uso exclusivo en pacientes con diabetes tipo 2; recientemente se han realizado ensayos clínicos en personas con diabetes tipo 1 para ver cómo se comporta respecto del aprovechamiento de la insulina sintética que deben administrarse éstos pacientes, mostrando resultados favorables.

También comienza a tener otras aplicaciones, por ejemplo en personas con obesidad y en riesgo de tener diabetes, funciona como coadyuvante para reducir el peso; en mujeres con sobrepeso y problemas de ovulación se ha comprobado mejoras en sus ciclos además de pérdida de peso,

Los resultados positivos han sido documentados clínicamente y su efectividad se basa en el acompañamiento y vigilancia médica, que complementa el tratamiento farmacológico con educación, dieta y ejercicio personalizados con cada paciente.

Dentro de los efectos secundarios conocidos están: diarrea, náuseas, dolor estomacal, anorexia y vómitos (durante los primeros días de uso, si persisten las molestias se debe acudir al médico); otro efecto secundario que rara vez se presenta, pero puede ser muy grave es la Acidosis Láctica esto es un exceso de ácido láctico en sangre, los síntomas son debilidad y malestar general, de presentarse se debe acudir inmediatamente con el doctor para que elabore un diagnóstico.

Hoy en día la metformina es considerada un medicamento seguro y se usa en combinación con otros fármacos para mejorar sus beneficios. Ahora ya conoces un poco más de esta medicina, recuerda que es importante acudir con tu doctor para que te despeje todas tus dudas sobre el uso del mismo.

Éste artículo es sólo de carácter informativo, cualquier síntoma de molestia o enfermedad acuda con su doctor, él cuenta con los conocimientos necesarios para ayudarlo en el adecuado control de su padecimiento. Por su salud no se auto medique y no permita que nadie cambie su receta.

Imagen parcial extraída de Flickr, usuario Grumpy-Puddin, fusionada con imagen de Wikipedia, utilizada únicamente para fines ilustrativos.

 

Comparte el artículo

Leave A Response